Los Integrantes del Grupo de Protección a la Infancia y Adolescencia, en coordinación con el Ejército Nacional, Personería Municipal y Comisaria de Familia realizaron el pasado 11 de febrero una actividad de vigilancia y control en diferentes establecimientos con venta y consumo de bebidas embriagantes con el fin de prevenir que en estos espacios se vulneren los derechos de nuestros niños, niñas y adolescentes.

Cabe resaltar que este tipo de espacios no son los propicios para los menores de edad ya que pueden ser inducidos al consumo de sustancias estupefacientes al igual que las niñas pueden estar inmersas en la prostitución.

Les recordamos a los padres de familia estar al tanto de las indicaciones de la autoridad policial y de todas las actividades que realizan sus hijos, ya que si algún menor es sorprendido en estos espacios el acudiente o tutor legal será sancionado con un comparendo por parte de las autoridades competentes.

Compartir

Por editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =